Hijos Adultos

Los efectos de las adicciones parentales sobre los hijos no desaparecen cuando el hijo es mayor de edad o se va de la casa. Los problemas continúan, y a veces solo se hacen evidentes en la adultez. Miles de adultos hoy continúan afectados por las adicciones de sus padres. El paradependiente suele tener sensaciones similares tales como:

  • Sentirse diferente a los demás.
  • Tener dificultad en establecer y mantener relaciones íntimas.
  • Temor al rechazo y abandono, pero al mismo tiempo, alejar a otros.
  • Ser leales incluso cuando el otro no la merece.
  • Dificultad para divertirse.
  • Temor al fracaso, a la vez que se boicotea el éxito.
  • Ser muy severos con sí mismos.
  • Sobreactuar frente a cambios que están fuera de su control.
  • Mentir incluso cuando es igual de fácil decir la verdad.
  • Adivinar que es “lo normal”.

Estos problemas continúan más allá de lo que suceda con el consumo de los padres. Si creciste en un hogar con uno o ambos padres con problemas de adicción, no estás solo.

Deja un comentario